guerreraLos valientes somos los hombres más peludos los dueños de las manos pesadas, de una piel robusta y sin sensaciones que miran con ojos recios y sin lágrimas a la mujer que avasalla.
Un ejemplo para los hijos, somos indomables como la bestia más torpe de la selva, olvidamos las cosas más importantes por que estamos conquistando el mundo y dejamos atrás los paraísos más perfectos en busca de sueños inexplicables.
Desde tiempos remotos cada mañana partíamos de cacería y con nuestras propias manos amoldábamos el mundo inspirados por nuestra familia. Pero el mundo cambia y hay ahora menos machos pisando la tierra, ya no esta Odiseo ni Penélope.

Hoy existen más escapistas entre los hombres y más heroínas entre las mujeres. Si bien es cierto que lo hombres que deciden huir de la casa son unos cobardes, la mayoría de las mujeres tienen el merito de dejar atrás un hombre que aman pero que les da una vida de miseria y de maltrato. Las heroínas no huyen, se liberan a medias porque depender económicamente de su expareja y además que deben compartir en momentos agónicos a los hijos. Son muy pocos los casos en que huyen detrás de un amante o se van dejando los hijos.
Las mujeres desde jóvenes se escapan, se desconectan del camino porque la sociedad moderna diluye el amor propio bajo la presión de la apariencia, no hay decencia ni respeto a si mismo. No existe el ejemplo porque son descendientes de cobardes escapistas capaces de miserables humillaciones. Pareciera que no existe futuro para las niñas que se van de la casa de sus padres con el novio para repetir el ciclo.

Una mañana cualquiera este hombre amoroso de espalda fuerte buscara a su esposa e hija y con sus brazos poderosos les brindará la protección hasta ese día en que sea una "espalda plateada

urrbel